NAMASTE INDIA!!! Bien preparar un viaje a la India…

NAMASTE INDIA!!! Bien preparar un viaje a la India…

La India es el país de los extremos. Sus cifras dejan sin palabras: 1,326 mil millones  de almas (el segundo país más poblado en el mundo), y una de las más grandes diversidades culturales con al menos 9 religiones que se mezclan diariamente y 22 lenguas oficiales (casi todas usan un alfabeto diferente). Con su espiritualidad y energía fuera de lo común, ese país genera a la vez fascinación y miedo. Ir a la India es una experiencia conmovedora: prepárate para un choque cultural. Lejos de tu comodidad occidental, experimentaras una intensidad que nunca habías sentido, hasta el punto de quiebra a veces. Pero es parte de tu camino personal… Te toca superar esas emociones negativas y dejarte llevar por la espiritualidad y la energía de ese fantástico país.

Una cosa es segura: la India no te dejará indiferente. Todas las personas que he conocido y que la han experimentado coinciden: ¡ India, o la amas, o la odias!

Por lo mismo, un viaje a la India no se toma a la ligera, así que a continuación vienen mis consejos basados en mi experiencia personal en ese país que he visitado 2 veces (por una duración total de unos 6 meses).

 

¿Cuándo viajar?

La gran pregunta… Y su respuesta inmediata: todo depende de la región que deseas visitar!

Para el sur del país, evita los calores extremos del verano y las lluvias torrenciales del Monzón (de marzo a agosto).

Visité Rajasthan, Goa, Hampi, Mumbai y Gokarna durante los meses de invierno (entre enero y marzo) y el clima era perfecto.

En Uttar Pradesh (Varanasi y Taj Mahal entre otros), los meses de invierno suelen ser brumosos (lo cual causa la cancelación de muchos trenes).

El calor en el sur se vuelve insoportable a partir de marzo/abril y las inundaciones son frecuentes en gran parte del país durante el monzón.

Los pueblos de altura media (por debajo de 2.000 m) como Manali, Macleonganj y Darjeeling disfrutan de un clima agradable en verano, pero también quedan invadidas por el turismo. En abril, Macleonganj estaba tranquilo, pero llovía mucho.

Por último, Ladakh es perfecto para una visita cuando hace mucho calor en todo el país, entre junio y septiembre. Eso si, durante el resto del año las temperaturas son negativas y el cierre de los pases hace que la zona sea accesible sólo por vía aérea.

 

¿Cómo llegar?

India tiene conexiones aéreas muy baratas desde Europa. Mi vuelo ida y vuelta desde Bruselas con Finnair me costó €450. Es posible encontrar ofertas aún más interesantes (desde €300).

Los vuelos desde los Estados Unidos también son muy económicos (I/V Nueva York – New Delhi desde €500). Para vuelos desde Latinoamérica, es más ventajoso tomar un vuelo a Europa o Estados Unidos para luego volar a India.

Finalmente, hay una infinidad de conexiones desde el continente asiático con vuelos desde $70 desde Dubai, Tailandia, Malasia, etc.

 

¿Visado?

La mayoría de los nacionalidades requieren un visado para cualquier viaje a la India. El proceso es más o menos laborioso y costoso si quieres conseguirlo en la Embajada de tu país de residencia (en Belgica son 2 visitas en 5 días laborables respetando un horario estricto. Con un coste de € 120 para un visado de 3 meses).

Atención la validez del visado corre desde la fecha de emisión!

Para un viaje menor a 60 días, el gobierno indio ha introducido un procedimiento de visado electrónico para 24 países. Solo hay que llenar un formulario en línea (varias páginas de preguntas a veces absurdas con un sistema que se cae a menudo, pero siempre es mejor que la Embajada!). De ahí pagas $50 y recibirás confirmación dentro de 48h. Cuidado, el e-visa sólo es válido para una llegada por vía aérea y se puede renovar hasta 2 veces por año calendario.

La obtención de un visado para un viaje por tierra se puede hacer desde los países vecinos. Lo he probado dos veces desde Katmandu (Nepal). Ten paciencia frente a la burocracia y la completa falta de empatía del personal de la Embajada. Después de 6 días, 3 visitas y alrededor de $80 obtendras tu recompensa. Los ciudadanos argentinos no pagaban nada para el visado!

 

¿A dónde ir?

Explorar toda la India requeriría años de viaje y mas vale tener objetivos realistas en relación con el tiempo que tienes.

Eligir tu destino dependerá de tus preferencias personales.

Aquí vienen algunas recomendaciones (voy a publicar pronto un articulo sobre mi top 10 de la India):

  • Senderismo y paisajes de montaña: Ladakh, Sikkim, Kashemir, Himachal Pradesh (Spiti Valley)
  • Ciudades sagradas y parte cultural: Varanasi, Pushkar, Haridwar/Rishikesh, monasterios del Laddakh, Sarnath, Bodhgaya, Kishinagar, Amritsar.
  • Patrimonio y arquitectura: Agra (Taj Mahal), Jeselmer (Rajhastan), Mumbai, Khajuraho, Ajanta, Ellora, Hampi, Pondicherry.
  • Retiros espirituales y Ayurveda: los Ashrams están presentes en todo el país. Los mejores cursos de Ayurveda se encuentran en el sur (Kerala/Tamil Nadu)
  • Relajación y playas: Goa, los “backwaters” de Kerala, Hampi, las Islas Andamán

Para un primer viaje, puedes elegir destinos más “relax” como Kerala, Ladakh… y los clásico: Delhi, Taj Mahal y Rajasthan

Vista del Ganges desde uno de los templos hindúes de Rishikesh

 

¿Cuánto tiempo?

La India es un país muy especial que requiere un tiempo de adaptación. El país es inmenso y los transportes terrestres son muy lentos. Así que cuanto más tiempo tengas, mejor. Un mínimo de 3 meses sería deseable para adentrar en la cultura y la espiritualidad del país. Bien afortunado el que tiene de tanto tiempo para viajar! Entonces ahí va mi consejo si no tienes mucho tiempo: no hay que querer verlo todo y mejor enfocate en una región. Viajar rápido en la India es algo muy estresante: la burocracia es fuerte y todo es complicado. Es esencial disponer de un margen de tiempo!

 

¿Cómo moverse?

Todo depende del presupuesto y del tiempo disponible. En general, sugiero evitar tanto como sea posible los viajes por autobús que son incómodos, agotadores y mas encima más caros que el tren. El avión es obviamente la manera más rápida/más cómoda, pero también más costosa. Existen conexiones entre las principales ciudades del país (algunas líneas aéreas: Indigo, Air India, Jetstar, etc.).

Pero si o si recomiendo experimentar una vez el tren. Con una de las redes más extensas del mundo y precios súper económicos, el tren es el modo de viaje preferido de los indios. Además, te permitirá encontrar los locales y disfrutar de los paisajes mientras estas (más o menos) cómodo.

Hay varias categorías (de lo mejor a lo peor): 1ª clase AC (2 literas por compartimento con comida incluida, sábanas y aire acondicionado), 2ª clase AC (2 niveles de literas en un compartimento de 4 camas, reclinables durante el día. Con aire acondicionado y sábanas incluidas), 3ª clase AC (3 niveles de literas, en un compartimento de 6 camas, reclinables durante el día. Con aire acondicionado y sábanas incluidas), clase “sleeper” (3 niveles de literas sin compartimento separado ni aire acondicionado) y 2ª clase sin asiento reservado (una banca de madera).

La diferencia de precio va del simple al doble entre cada categoría. Si puede ser una experiencia interesante la segunda clase (asiento no reservado) para un viaje popular, no la recomendarla para un viaje incluyendo una noche a bordo. Probé el “sleeper” y la 3ra clase AC. La 3ra tiene mas comodidad y tranquilidad, pero preferí la clase sleeper por su tono popular y los encuentros. CUIDADO: trata de siempre reservar la litera de arriba para estar tranquilo, ya que las 2 literas de la parte inferior serán puestas en posición “sentada” alrededor de las 6am, que estés encima o no. También añado que no probé el viaje con ventilador durante el verano: dudo que sea agradable.

Reservas: el sistema de reservaspuede ser muy confuso. Recuerdo mi primer intento: ¡ no hay espacio disponible por 4 meses! De ahí vienen agentes dudosos con asientos mágicos (al doble del precio normal). Puedes estar en una lista de espera pero no quería ir a la estación para nada. Después descubrí el sistema de Tatkal que permite reservar lugares el día anterior pagando 10% extra. Pero todavía es necesario ir a la estación a las 9am el día antes de la salida del tren y enfrentarse a la multitud (incluso si la cola “turista” es más tranquila, usan codazos para pasar adelante).

Pero por fin, el Internet móvil llegó y nos simplificó la vida! Hoy en día es posible reservar en línea. Tengas en cuenta que para reservar un billete de tren es esencial tener un número de teléfono indio. ¡Pero vale la pena ya que te simplificara la vida un montón!

Para reservar online:

  • O directamente en el sitio de los ferrocarriles indios: indianrail.gov.in
  • O sea a través de un intermediario (uso más intuitivo y baja comisión): makemytrip

Por último, para el transporte dentro de las ciudades: el “rickshaw” (tuk-tuk) es la referencia. Pero prepárate para una negociación áspera. Cuenta alrededor de 20 rupias para el primer kilómetro y de 8 a 10 rupias por kilómetro adicional.

Esperando ansiosamente la llegada del tren…

 

¿Dónde alojarse?

Existen todo tipo de comodidad y de precios. Los hoteles rústicos están entre 300 y 500 rupias ($5 a $8), de 500 a 1200 rupias para la categoria mediana ($8 a $20) y desde $25 para los hoteles de categoría superior. Los alojamientos en ciudades como Leh, Mumbai, Delhi y Agra (Taj Mahal) son más caros.

Los hoteles de categoría económica en la India son muy básicos, y suelen ser sucios, especialmente en las ciudades. Es mejor revisarlos antes (consulta los comentarios sobre Booking y Hostelworld). Tambien hay que tener cuidado con las estafas, y algunos locales insistiran para mostrarte hoteles (y obtener su comisión… financiada por tu tarifa incrementada).

 

¿Que comer?

Date el gusto: ¡ la India es un festival de sabor!

La comida india representa bien su país: variada y intensa. Su esencia y sus sabores se subliman particularmente en el sur, pero se encuentran excelentes restaurantes por todas partes. La carta típica contiene varios pequeños platos, que se acompañan de Chapattis (también llamados “roti”) o “Naans”. El otro clásico es el “Thali”, que es un mix de elementos típicos de la comida India (arroz, lentejas, yogur, curry y chappattis).

No te pierdas: Palak Paneer (queso hecho de mantequilla clarificada con espinaca), Malai kofta (versión vegetariana de albóndigas en salsa picante), chicken tandoori/tikka Masala (pollo horneado en un horno especial), Butter Garlic Naam (pan plano con mantequilla y ajo), el Aloo gobi (papa y coliflor), la Samossa (tipo de empanada frita bien picante), Masala dosa (una mezcla de harinas servidas como panqueque relleno de papas con su mezcla de especias), etc.

Presupuesto medio para un restaurante : de 100 a 300 rupias ($1,75 a $6).

No te pierdas el ritual del “Chai” en la calle: por todas partes hay pequeños puestos que venden té con leche y varias especias (masala) en vasos pequeños para un par de centavos. ¡ El punto de encuentro popular!

¡ un delicioso Thali!

 

¿Qué presupuesto?

India es uno de los países mas baratos del mundo, aunque noté una aumento fuerte entre mis dos visitas (Inicio del 2014 y final del 2017).

Para tener una idea de su presupuesto diario:

  • Alojamiento: 500 rupias
  • Comida: 500 rupias
  • Transporte: 200 rupias
  • Otros: 200 rupias

O sea mas o menos 1.400 rupias (alrededor de $23)

Presupuesto muy variable de acuerdo a las atracciones (la entrada del Taj Mahal cuesta $20), el transporte (avión vs. tren), los varios extras (el alcohol es bastante caro comparado con el coste de la vida en la India: $2,5 la botella de cerveza).

Y por ende: no te molestes en regatear los productos comunes y corrientes. Cada producto de consumo viene con el MRP (precio de venta maximo) indicado. Un gran alivio!

 

Últimas recomendaciones

Cuidado con la higiene en la India: el país es el hogar de gérmenes de todo tipo y tu estadía podría convertirse en una pesadilla intestinal (tengo muchas anectodas al respecto). Los locales saben donde ir: sígalos y no vayas a restaurantes desiertos. No tomes agua del grifo bajo ninguna circunstancia.

Es recomendable tener vacunas contra la fiebre tifoidea, la hepatitis A & B, el tétanos (y la rabia para las zonas rurales).

Los indios pueden ser insistentes y molestosos. Recuerda que la población es densa y hay mucha lucha diaria y pobreza : olvídate de tu necesidad de espacio privado, pero no dudes en ponerlos en su lugar.

Mención especial para las mujeres viajando solas: lamentablemente  la India no considera bien a las mujeres, especialmente en el campo, lo que ha llevado a algunas extremidades como la selección prenatal. Y una de las consecuencias es que hay más hombres que mujeres en el país. Por otra parte, el estricto código de vestimenta de la mujer India y el hecho de que no habla con los hombres extranjeros causa una percepción errónea de la mujer occidental por el hombre indio. Sé vigilante pero no paranoica. Disfruta de tu viaje y en caso de comportamiento sospechoso, ponte brava y alguien intervendra al toque (fui testigo de casos donde un hombre fastidioso fue botado del tren o autobús).

Consejo de oro: actúa como los locales, cuida tu vestimenta y cúbrete con un chal… Eso mostrará respeto por la cultura de tus anfitriones y te asegurará más tranquilidad. Un falso anillo de matrimonio puede también ser bien útil.

Y luego para todo lo demás, relájate, y déjate llevar por ese país con 1001 facetas… Seguramente será el viaje de tu vida, donde aprenderás tanto sobre ti como sobre los demás.

 

¡Namaste!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *